Unas 126 mil personas viven con VIH en el país, donde cada año se producen unas 6 mil nuevas infecciones, 6.500 diagnósticos y 1.400 muertes por sida, reportó el Boletín 2015 sobre VIH-Sida en Argentina.

El informe de la Dirección de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual del ministerio de Salud de la Nación, difundido en el marco del Día Mundial de la lucha contra el Sida que se conmemora el 1º de diciembre, sostuvo que la epidemia “está amesetada desde hace una década” en el país.

El estudio mostró que 4 de cada 1.000 jóvenes y adultos tienen VIH y destacó que “la prevalencia alcanza 34% de las personas trans”.

La prevalencia del VIH es “del 12% al 15% de los hombres que tienen sexo con hombres, del 4% al 7% de los usuarios de drogas inyectables y del 2% al 5% de las/los trabajadores/as sexuales o personas en situación de prostitución”.
Sida en ArgentinaEl informe, firmado por Carlos Falistocco, a cargo de la Dirección de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual, afirmó que las notificaciones mostraron “un ligero descenso” de la tasa de diagnósticos en mujeres y “una estabilidad” en la de varones.

Asimismo, destacó un aumento de la proporción de diagnósticos en mujeres mayores de 45 años y en varones menores de 25.
“Aumento de la proporción de diagnósticos en hombres que tienen sexo con otros hombres, aunque aún predominan los varones que adquirieron el virus durante relaciones heterosexuales”, advirtió el estudio.
El boletín sostuvo que se observa “un estancamiento” de la proporción de diagnósticos tardíos, que fue de 28%, mientras reportó tasa de mortalidad de 3,4 por 100 mil habitantes y tasa de transmisión vertical de 4,8%.

Falistocco destacó en la presentación del informe publicado en la página web del ministerio que en 2015 el país suscribió las metas regionales conocidas como 90-90-90, que buscan llegar al 2020 “con el 90% de las personas con VIH diagnosticadas, que de ellas el 90% esté bajo tratamiento, y que de este grupo el 90% tenga niveles indetectables de carga viral”.

En ese sentido, advirtió que para alcanzar esas metas “se deberán redoblar” los esfuerzos para aumentar el testeo voluntario, mejorar las condiciones de vinculación de las personas con los sistemas de salud y fortalecer los procesos de adherencia de las personas en tratamiento.

Asimismo, manifestó que se deben reducir los factores que contribuyen a aumentar la vulnerabilidad de las personas, entre los que citó el estigma y la discriminación, “que facilitan que algunos grupos estén más expuestos a la infección o que no puedan sostener los tratamientos en el tiempo”.

El funcionario afirmó en función de las tendencias epidemiológicas y de las metas para el 2020, “debería duplicarse la cantidad de personas en tratamiento antrirretroviral, que a 2015 suman 69.000”.

El programa de Naciones Unidas sobre VIH, Onusida, reportó el martes que las nuevas infecciones por el virus se redujeron un 35% desde el 2000 en el mundo, mientras las muertes relacionadas con la enfermedad disminuyeron un 42% desde 2004 y se duplicaron las personas bajo tratamiento en los últimos 5 años.

El organismo internacional destacó un avance en el número de personas bajo tratamiento, que en junio de 2015 eran 15,8 millones, mientras que en 2010 había 7,5 millones.

Onusida reportó que 36,9 millones viven con VIH en el mundo, expresó que unos 2 millones contrajeron el virus en el período 2014-2015, cuando 1,2 millón murió a causa de enfermedades relacionadas con el sida.// La Capital.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario se agradece. Unas cuantas palabras siempre nos alegran y nos motivan a seguir adelante.GRACIAS...

 
Top