Además de ser la ciudad en la cual se disputará de la final de la UEFA Champions League que enfrentará al Real Madrid con el Atlético de Madrid, Lisboa es una ciudad con encanto con numerosos lugares para recorrer y monumentos que visitar.

El Castillo de San Jorge, situado en la cima de la colina de San Jorge, es uno de los monumentos mas famosos de la capital lusa. Fue construido en el siglo V por los visigodos. Desde mediados del siglo XIII hasta principios del siglo XVI fue ocupado por los reyes de Portugal. Este castillo ha sufrido numerosas modificaciones la última en 1938, en la cual fue restaurado completamente. La entrada cuesta 7,50 euros y se puede acceder a él con el tranvía número 28 y con la línea 737 de autobús.

Otro de los monumentos más fotografiados de Lisboa es el Monumento a los descubridores. El monumento fue construido en 1960 para conmemorar 500 aniversario de Henrique el Navegante, que descubrió Las Azores, Madeira y Cabo Verde. Tiene 52 metros de altura.

Desde lo alto del monumento se puede contemplar el mosaico que se encuentra a los pies del mismo, en el cual se puede ver una rosa de los vientos de 50 metros de diámetro. La entrada al monumento son 3 euros. Se puede llegar con la línea 15 de tranvía y con los autobuses número 728, 714, 727, 729 y 751.

Turismo en PortugalLa plaza del Comercio es una de las plazas más importantes de la capital. Esta considerada 'la puerta de Lisboa', debido a que a la zona sur de la plaza, que da al Tajo, llegaban los barcos mercantes. Tiene dos puntos de interés: el Arco Triunfal da Rua Augusta, en el norte de la plaza, y la Estatua ecuestre de José I. Se puede llegar a la plaza en metro con las líneas azul y verde.

La Torre de Belem es una torre defensiva situada en la desembocadura del río Tajo. Fue construida entre 1515 y 1519 y es Patrimonio de la Humanidad. La Torre tiene 5 pisos que terminan con una terraza. Laentrada cuesta 5 euros, y se puede llegar hasta ella en tranvía, con la línea 15 y con las lineas 727, 728 , 729, 749, y 751 de autobús.

Muy cercano a la Torre de Belem, está el Monasterio de los Jerónimos, la visita turística más importante de Lisboa. Fue construido para celebrar el regreso de Vasco de Gama de La India. Su construcción comenzó en 1501 y terminó a finales del siglo XVI. La entrada a la Iglesia es gratuita pero para poder visitar el claustro del monasterio la entrada es te 7 euros. Se puede llegar hasta ella en tranvía, con la línea 15 y con las lineas 727, 728, 729, 749, y 751 de autobús.

La catedral de Lisboa, o 'Sé de Lisboa', como se la conoce comúnmente, es una de las visitas obligadas en el Barrio de Alfama. Es la iglesia más antigua e importante de la ciudad. Fue construida en el siglo XII y ha tenido que ser reformada varias veces debido a los numerosas catástrofes naturales que ha sufrido la capital. Se puede visitar el claustro y en la parte superior de la catedral 'el tesoro', donde se pueden ver cuatro salas con joyas, reliquias y trajes. La entrada a la iglesia es gratuita, pero visitar el claustro y 'el tesoro' cuesta 2,50 en cada caso. Se puede llegar con las líneas 28 y 12 del tranvía y con la línea 37 de autobús.

Los platos más característicos de la gastronomía lisboeta

Lisboa es uno de los mejores lugares para disfrutar de la gastronomía portuguesa. En sus numerosos restaurantes podremos disfrutar del bacalao, uno de los ingredientes básicos en la gastronomía lusa, o los famosos 'pasteis de Belem', uno de los dulces más típicos en Portugal.

El bacalao a bras o el 'bacalhau com natas', son dos de las maneras más típicas de cocinar este pescado. Además, también se pueden disfrutar de otros platos de pescado como las sardinas asadas o los 'carapauzinhos' fritos, es decir, caballa frita.

Para todos aquellos que sean amantes de la carne, pueden degustar un cochinillo asado, o 'leitão da Bairrada' o de un embutido llamado'alheira', cuyos principales ingredientes son la carne picada con tocino tanto de la carne de cerdo, como de la carne de aves, pan, aceite, ajo y pimentón.

También es muy conocido el caldo verde, considerado la sopa más famosa de Portugal, originaria del norte de Portugal, el arroz de mariscoo el Queso Sierra de Estrella, un queso de oveja para untar.

Portugal, además, tiene su propia 'comida rápida' típica. En cualquier bar y cafetería de Lisboa se pueden disfrutar por menos de 3 euros de unos perritos calientes llamados 'cachorros', la 'bifana', un bocadillo de lomo de cerdo, o los 'pregos', que en este caso son de ternera. El 'prego' tiene una variante llamada 'prego no prato', en el cual el filete esta empanado y va acompañado por vegetales.

Si el viaje es corto y no se dispone de tiempo para poder recorrer la capital, a pocos minutos del estadio se encuentra el Centro Comercial Colombo, con numerosas opciones de restauración, desde comida rápida hasta comida tradicional portuguesa.// La información (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario se agradece. Unas cuantas palabras siempre nos alegran y nos motivan a seguir adelante.GRACIAS...

 
Top