La bandera italiana nació en dos épocas. Al inicio de la denominación napoleónica y a fines del 700. Milán tuvo el privilegio de verla por primera vez en Noviembre de 1796.

Fue el mismo Napoleón quien entregó un estandarte con los colores blanco (al centro), rojo (derecho) y verde (izquierdo), a un cuerpo de voluntarios de la Legión Lombarda, 3.500 soldados que más tarde se incorporarían a la Armada Francesa.

Banderas de EuropaEste símbolo, actualmente en un museo, es considerado como un trofeo, junto con la capa y el cetro llevados por Napoleón cuando fue coronado Rey de Italia en 1805.

Los tres colores

El 7 de enero de 1797, el tricolor fue adoptado como insignia de la República Cispadana reunida en Reggio Emilia.

Colores propuestos por Reggio Emilia probablemente inspirada por la insignia de una secta que desarrollaba un papel importante en la política de aquellos días.

En la Asamblea de Reggio se planteó unir Milán a las cuatro ciudades de la Emilia, ya entradas en la órbita napoleónica. Dado que no fue posible, se decidió establecer una unión ideal con la adopción de la misma bandera. La bandera italiana nació entonces entre la Legión Lombarda y la República Cisalpina; de allí pasó a la República Cisalpina, en la cual confluyeron también los territorios de la Cispada, luego a la República Italiana y finalmente al Reino de Italia. Con la caída de Napoleón en 1814, desaparece oprimida por la restauración, para reaparecer como símbolo en las cinco jornadas de Milán; En esa misma época fue isada sobre los campanarios de Milán, y sobre el punto más alto de la ciudad, la Madonnina del Duomo. Cuando toda Milán se dio cuenta que sobre la Madonnina se agitaba el tricolor, los patriotas en las barricadas dejaron los fusiles para abrazarse en señal de gozo.

El 24 de marzo de 1848, mientras los austriacos dejaban la ciudad, sucedía otro hecho histórico para la bandera; El Rey Carlos Alberto de Saboya distribuyó la bandera tricolor a las tropas piamontesas que entraban en la Lombardia, para poner mano fuerte a los insurgentes. Y para demostrar la unión de su Casa con la Revolución italiana, dispuso que al centro de la misma fuese colocado el escudo Saboyano. Desde entonces, el tricolor se encuentra en todas las fases de la historia italiana; En 1849 en Roma, se constituye la República Romana, Mazzini adopta como bandera el tricolor, escribiendo sobre la franja blanca "Dios y Pueblo".

Pero la bandera italiana tuvo una modificación definitiva con la proclamación del reino de Italia el 17 de marzo de 1861. El tricolor con el escudo Saboyano sobrepuesto por la corona real, permanece intacto por 80 años más, hasta la caída de la monarquía, el 2 de junio de 1946. Desde aquel momento la bandera está conformada por los mismos tres colores (verde, blanco y rojo) sin ninguna insignia.// Los mejores destinos

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario se agradece. Unas cuantas palabras siempre nos alegran y nos motivan a seguir adelante.GRACIAS...

 
Top